Nuestros caballos no siempre entienden el tipo de vida que llevan. A veces para nosotros como sus dueños es difícil que se aburran y se “estresen” ya que lo que queremos es que esté cómodo y no le haga falta nada, es decir que su vida sea perfecta.
Ellos, quisieran pasar el día entero pastando y lejos del box, del jinete y de la silla de montar, serían felices en manada y libres como el viento.
Pero pensemos también que los caballos son muy adaptables y factores como el clima influyen para que se conozcan sus habilidades y ellos también son muy felices nivelando temperaturas y viviendo al lado del humano, son esto nos demuestran que quieren ser libres y que lo hacen para no ser carga para nosotros.
Y aunque creamos lo contrario el comportamiento de los caballos mejora cuando viven en manada, cuando son aceptados en un grupo de otros caballos y cuando no presentan comportamientos mal encaminados causados por la depresión del encierro el cual también influye en el desequilibrio de los animales.
Por los cuidados y demás es ideal que el caballo viva seguro, así él mismo no lo entienda, así para él la libertad lo sea más, como protectores debemos amarlos y cuidarlos de posibles peligros, siempre.