• Confianza es la clave.
• Práctica
• Comodidad y excelente relación jinete-caballo
• Es ideal exigirse mucho más en casa que en la competencia. Obstáculos y altura.
• Practicar en todos los climas para que el caballo no enferme fácilmente o no se sienta cansado.
• Algunos expertos aconsejan llevar a un caballo inexperto a un concurso y practicar siempre y cuando sea posible en los obstáculos, esto para que recuerde el lugar en el momento en que vaya a participar.
• En el momento de la prueba hay que dar unas cuantas vueltas antes de que empiece la competencia paran que así se reconozca el terreno.
• El caballo se debe acostumbrar a las señales que le dé el jinete cuando sea necesario saltar.
• No se debe castigar al caballo cuando le ha ido mal, se pondrá más nervioso la próxima vez.
• Recuerda que el caballo y el jinete son uno solo y que lo que sientas, lo que hagas y como actúes influirá fuertemente sobre él.