• Publicidad

  • Lipieza del caballo con toallas calientes cuando hace mucho frío

    En casos excepcionales, cuando hace mucho frío y el caballo está realmente sucio, cabe la posibilidad de sustituir la tradicional limpieza de ducha del caballo por unas toallas calientes. Sólo necesitamos un cubo lleno de agua muy caliente, champú y suavizante añadidos al agua y una toalla gruesa y suave. Si además contamos con guantes, mejor. El caballo puede estar incluso tapado con la manta, e ir limpiando su piel por partes, de manera que sólo se levanta la manta por la parte que estamos limpiando en cada momento.

    La toalla la sumergimos en el cubo de agua caliente con champú y suavizante, la escurrimos y hacemos una bola con ella. Así frotamos la piel del caballo por partes, en contra del sentido del pelo y en el mismo sentido del pelo. Hay que hacerlo muy rápido, para que la toalla caliente no ablande la piel del caballo, cosa que ocurre cuando se pone excesivo tiempo en contacto con la toalla demasiado caliente.

    Las partes más sensibles del caballo se limpian con la toalla caliente sin champú. La cola del caballo se mete directamente en el cubo de agua.
    Este artículo fue publicado originalmente en el tema del foro: Lipieza del caballo con toallas calientes cuando hace mucho frío iniciado por Charo68 Ver mensaje original