• Publicidad

  • Instalaciones de una yeguada

    Para ver el original con fotos sigan este enlace: Instalaciones de una yeguada.

    Hoy relatamos las distintas partes de las que puede contar una yeguada. Algunas tendrán más y mayores instalaciones, según su capital, y otras se ceñirán a lo justo y necesario. Para ello, contamos con las imágenes de una fantástica yeguada de Pura Raza Español, Yeguada Valle, localizada en el Valle de Mena.

    Tomaremos como base que las yeguas y los potros de menos de 3 años vivirán en fincas, y los sementales y caballos que se empiecen a domar estarán estabulados. Por ello, una parte fundamental serán las fincas, que cuanto más extensas sean pues mejor, lógicamente. Su extensión puede variar de unos terrenos humildes en yeguadas pequeñas; 5 hectáreas, también para yeguadas pequeñas; o incluso 100 hectáreas, siendo estas frecuentes tan solo en las yeguadas con más capital, que suelen ser las de más renombre. Sin embargo, encontramos que una yeguada de envergadura media, suele rondar las 40 hectáreas. Aunque también hay que tener claro que una yeguada con menos terreno no tiene que ser mala.


    Pero además de las fincas, una yeguada necesita unas ciertas instalaciones que le permitan desempeñar el proceso de cría caballar con soltura y profesionalidad.

    Otra parte fundamental son los boxes o cuadras. Su número depende también del tamaño de la yeguada, así como de la cantidad de sementales de los que dispone, o caballos que estabula para su entrenamiento. Una yeguada con pocos sementales y más bien pequeña puede, perfectamente, regirse con 5 o 6 boxes. Las que cuentan con un número más elevado de sementales llegan a sobrepasar los 30. Muchas cuentan, además, con algún que otro box de tamaño especial, para que si hay que estabular a una yegua en el parto se encuentre lo más cómoda posible. Siempre todo depende sobremanera de la cantidad de animales que se tenga. Estos boxes pueden encontrarse en el interior de una nave o edificación cerrada o, por el contrario, estar pegados formando un patio o pasillo. Algunas yeguadas cuentan también con corraletas.

    Una de las actividades normalmente diarias en una yeguada es la monta de sus ejemplares estabulados, o su trabajo pie a tierra. Para ello, necesitaremos una pista, que puede ser al aire libre (exterior) o cerrada (interior). También hay pistas exteriores con tejado, el cual protege de las inclemencias del tiempo.

    Además de las pistas de trabajo, más destinadas a la monta, suele ser frecuente ver que cuentan de una pista de dar cuerda, redonda, que facilita el trabajo.

    Si vamos a montar a nuestros ejemplares, deberemos tener un equipamiento acorde a las disciplinas que vayamos a desempeñar, y ¿dónde guardamos todo eso? En el guadarnés. El guadarnés es aquel lugar de toda yeguada o centro hípico en el que guardamos las cabezadas, las monturas, las mantillas… en fin, todos los arreos que conciernen al caballo. Puede ser más o menos amplia, dependiendo nuevamente del número de animales que vayan a ser montados. En algunos casos (como vemos en la foto del guadarnés de Yeguada Valle) cuentan con taquillas donde se guardan aparejos de los jinetes, utensilios de higiene, botiquines, etc.

    Cuando se termina la sesión de trabajo con un ejemplar, por norma general, se le ducha. Por ello, las yeguadas cuentan con duchas de múltiples diseños. A veces se encuentran dentro de la nave de boxes, otras en el patio de boxes, o al lado del mismo, y otras simplemente en el exterior, en la zona que el ganadero vea conveniente para ello.

    No todas tienen con uno, pero otra parte del equipamiento de una yeguada que puede resultar muy útil es el caminador. El caminador es circular, con separaciones (más o menos según el modelo) para que puedas meter a varios caballos a la vez, y mecanizado de forma que esas separaciones se muevan y haga al caballo a caminar. Su función es la de ejercitar los músculos del caballo si está en entrenamiento, pudiendo ser útil para caballos nerviosos o con temperamento, así como también una buena manera de que los caballos musculen y hagan ejercicio cuando no van a ser montados. Normalmente todos los caballos entrenados hacen sesiones en el caminador de forma diaria.


    Pero también existen edificaciones menos destinadas al propio trato con los caballos, las cuales tienen una función más administrativa o de atención al cliente. No deja de ser un negocia de venta, por lo que deberemos tratar con clientes y llevar papeleo. Para hacer esta tarea más sencilla, lo más normal es que las yeguadas cuenten con oficinas. Algunas tienen una pequeña oficina, y otras, generalmente con cultura generacional, cuentan con todo un pazo o caserón donde también exhiben sus premios, fotos, etc. Por lo general, una pequeña oficina con unos baños es suficiente.


    Estas son, digamos, las más frecuentes y las que suelen ser básicas en una yeguada. Pero también debemos tener en cuenta que una yeguada recién iniciada, o muy pequeña, hay cosas que no necesita. Yeguada Valle es una buena muestra de ello, ya que en sus comienzos contaba con muy pocas instalaciones, más que suficientes, que fue aumentando junto con el apogeo de la misma: oficina, baños, guadarnés, 7 boxes de diseño inglés, pista al aire libre y duchas, también al aire libre.

    Como ya hemos dicho antes, estas suelen ser las instalaciones básicas. Pero existen otras edificaciones que también pueden formar parte de una yeguada. Entre ellas encontramos las naves de almacenamiento; que pueden ser tanto para almacenar utensilios agrícolas y herramientas, como para grano, heno, pienso, etc. A veces, también se utilizan silos para alimentos como la avena, pues aseguran la frescura de esta, al servirse recién machacada.


    Una vez relatadas las diferentes instalaciones con las que suele contar una yeguada, hagamos un resumen:

    -Fincas.
    -Boxes.
    -Pista interior o exterior.
    -Pista de dar cuerda.
    -Duchas.
    -Guadarnés.
    -Caminador.
    -Oficina y baños.
    -Y, a veces, naves de almacenamiento.

    No olvidemos que algunas yeguadas tendrán: dos pistas exteriores, una interior, un caminador, varias pistas de dar cuerda, muchas duchas… etc. Mientras, otras muchas podrán tener tan solo una pista, bien sea interior o exterior; no tener caminador; contar con, como mucho, una pista de dar cuerda; y tener alguna ducha. Pero no por ello mermará la calidad de estas últimas. Tener muchas instalaciones y más modernas o caras no tiene por qué significar que sus ejemplares vayan que ser mejores, a pensar de que suele ir relacionado con el prestigio de la yeguada.
    Este artículo fue publicado originalmente en el tema del foro: Instalaciones de una yeguada iniciado por EquusMaluso Ver mensaje original