• Publicidad

  • Resolver problemas y resabios

    Hay caballos que se resabian por haber tenido un entrenamiento incorrecto o jinetes restrictivos y duros. Sobrecargar e ignorar las señales de lo que el caballo puede o no hacer, la incomprensión, provoca que el caballo se bote, vaya hacia atrás o mueva la cabeza para evitar seguir trabajando.

    A veces basta dejar de montar al caballo durante unos días haciendo únicamente trabajo a la cuerda, así el caballo se relajará y concentrará en el ejercicio que se le pide, olvidando la tensión al carecer del peso de un jinete.
    Al principio se dejarán las riendas sueltas y se irán tensando poco a poco mientras el caballo va recuperando la confianza. Pasada una semana se puede probar a montarlo de nuevo usando cambios de aires y de velocidad suaves para que acepte las órdenes con tranquilidad.

    El caballo también puede evitar las ayudas del jinete y las órdenes en la embocadura, por ejemplo quedándose detrás de la mano: en ese caso no va hacia delante sobre el hierro evitando el contacto constante. Para solucionarlo hay que usar una embocadura muy suave como un filete de goma.

    Hay caballos a los que les puede molestar la pinza de los filetes articulados, prefiriendo uno que sea rígido.
    El jinete debe tener las manos suaves para animar al caballo a aceptar la embocadura y relajar el cuello y la mandíbula.
    Este artículo fue publicado originalmente en el tema del foro: Resolver problemas y resabios iniciado por Sagri Ver mensaje original