Mostrar feed RSS

AlGalope

Primera aproximación al potro recién nacido II

Calificar esta entrada
por - 22/10/2012 a las 00:25 (2222 Visitas)
Cuando el potro tiene entre seis y diez horas de vida y está lleno de vitalidad está listo para recibir su primera lección dentro del box. Evidentemente no es necesario hacerlo todo el primer día. Es preciso tomarse el tiempo adecuado, darle tiempo y hacer las cosas a fondo. Lo importante es que el proceso sea constante. Las sesiones no deben ser demasiado largas. El objetivo de todo esto es conseguir establecer una relación de confianza y respeto mutuo en vez de actuar como un depredador implacable que no le deja ni tiempo para mamar.

Tras haber realizado la primera aproximación y ver que el potro responde positivamente podremos empezar con la desensibilización mediante el contacto por todo el cuerpo. Si tras la primera aproximación el potro todavía duda deberemos seguir practicándolo en sesiones cortas hasta que el potro se muestre confiado con nuestro contacto y proximidad.

blogs/kitiara/adjuntos/153-primera-aproximacion-al-potro-recien-nacido-ii-mag_horse_pbcoordinates_576.jpg

Empezaremos por la zona del pecho, que ahora es una zona de contacto gradable para el potro, y desplazaremos la mano hacia la espalda de manera lenta aunque no excesivamente, volviendo a menudo hacia el pecho. El contacto con la mano debe ser franco, parecido a un masaje o como si estuviéramos rascándole. La mano debe permanecer siempre en contacto con la piel. Es importante no tocar al potro de forma brusca.

A continuación desplazaremos la mano hasta el cuello, la cruz y el dorso. Siempre hay que tener presente el sistema de aproximación y retirada que consiste en retomar el contacto con una zona agradable cuando sea necesario antes de tocar una zona delicada. Si imponemos nuestra presencia durante demasiado tiempo en una misma zona y el potro se aparta, lo que estamos haciendo es enseñarle que la huida es la solución para sus problemas ante una situación incómoda o preocupante.

blogs/kitiara/adjuntos/154-primera-aproximacion-al-potro-recien-nacido-ii-md_c9xx7gsygs.jpg

Después podemos pasar a tocar las extremidades. Para ello es prudente pasar el brazo derecho por encima o por debajo del cuello y presionarle ligeramente el pecho. Tras esto podemos dar un suave masaje de arriba abajo, desde la espalda hasta el casco. Es mejor esperar unos días para pedirle que de manos y pies, cuando su equilibrio se estabilice algo mejor.

Con los posteriores se procede de igual manera aunque siempre con la precaución necesaria para no recibir una coz. Incluso un potro joven puede defenderse con violencia. Recuenrde que no debe forzarlo sino al contrario, dejarle claro mediante el aprendizaje que el ejercicio que le pide no pone en peligro su vida. En la última de estas sesiones se explicará como desensibilizar la cabeza y colocar una cabezada de cuadra por primera vez.

blogs/kitiara/adjuntos/155-primera-aproximacion-al-potro-recien-nacido-ii-springfallsstudcoltfoal.jpg
Categorías
Sin categoría

Comentarios