Mostrar feed RSS

airesclasicos

Los Movimientos del Caballo (3ª parte)

Calificar esta entrada
por - 05/11/2013 a las 14:35 (1371 Visitas)
El paso hacia atrás:
Cuando se efectúa el retroceso, la sucesión de las batidas no es la misma que en el paso, a saber: la pata derecha y la mano izquierda se mueven al unísono; después es la otra diagonal la que comienza el movimiento, de manera que se aprecian dos batidas.
El piaffe:
Es un trote cadenciado en el mismo sitio. Se efectúa con la misma sucesión de batidas que el trote, el equino mueve un miembro diagonal y seguidamente el otro y se encuentra durante una fracción de segundo suspendido en el aire. Un piaffe incorrecto y rígido se produce cuando el caballo no levanta una extremidad opuesta en el mismo momento en que el otro llega al suelo.
Antaño se daba al piaffe el nombre de "passage en el mismo sitio".
En este movimiento el tiempo que está el caballo con los cuatro miembros en el aire es el más breve, se alarga en el trote corto, después en el trote largo y alcanza su máxima duración en el "passage".
En el piaffe ideal las manos se levantan hasta que el antebrazo queda casi de forma horizontal, las patas se levantan del suelo hasta que su casco llega justo encima de la cuartilla del otro miembro.
El piaffe es defectuoso cuando los miembros no se levantan al compás diagonalmente, o cuando las manos se levantan solas, mientras que las patas se quedan apoyadas en el suelo, o cuando las patas se elevan demasiado del suelo por el contrario las manos se levantan muy poco. En ninguno de estos casos el caballo estará en condición de pasar de manera inmediata al trote, lo que nos indica que el piaffe no ha sido bien ejecutado.
El piaffe correcto se puede observar cuando un obstáculo impide que el caballo avance, pues entonces el caballo levanta las manos y las patas para salvar el obstáculo. Esto se puede observar en la naturaleza, especialmente con los caballos de temperamento activo, al desaparecer el obstáculo, el caballo se pone al trote.
El piaffe es también incorrecto cuando el caballo no coloca sus extremidades en la dirección del movimiento, sino que las echa hacia un lado, se suele llamar el "piaffe balanceado", y normalmente es practicado en los circos. Y por último debemos señalar el piaffe en el cual las manos se cruzan y el caballo se pone a oscilar hacia un lado y a otro.
El passage:
También llamado en la Escuela Española "Spanischer Tritt", es cuando el caballo mueve un bípedo diagonal y a continuación el otro, y según su constitución y sus aptitudes, mantiene el miembro apoyado en el suelo más o menos tiempo y lo eleva más que en el trote.
En el passage ideal, el caballo da la impresión de que se libra del peso de su cuerpo. En el passage clásico se requiere de un caballo vigoroso, gimnástico y con un perfecto equilibrio, si no posee estos requisitos se producirán varias alteraciones de este paso. Citaremos algunos ejemplos: ocurrirá que las patas se obligarán muy poco y no llevarán peso suficiente, de forma que tocarán el suelo antes que las manos diagonalmente opuestas, por lo que se pierde todo su esplendor en este paso repleto de expresión. En el circo se ve habitualmente un passage de este género. También puede ocurrir que los caballos pongan sus patas de forma irregular y obliguen a una más que a otra; esta falta es calificada en la Escuela Española "Kicksen" y en equitación francesa "Sault de pie".
Es una costumbre moderna la de querer obtener de los caballos unos movimientos llenos de expresión, como el passage, antes de que estén preparados para la educación sistemática y básica; esto puede dar lugar a que se pierda la idea de un passage clásico.
Paradas y medias paradas:
Generalmente la detención del caballo se denomina parada, pero se llama igualmente parada cuando se modera el paso o para la transición para pasar del galope al trote, etc.
Toda parada debe hacerse en la dirección del movimiento y sin perder el equilibrio. El caballo debe obedecer al jinete para encontrarse así a punto para comenzar con los movimientos solicitados por éste. La transición entre los movimientos debe ser suave y sin brusquedades, el jinete deberá coordinar el mando que las riendas y sus piernas ejercen sobre el caballo.
Las paradas bien ejecutadas favorecen la flexión de las caderas del caballo y pueden servir en lo que concierne al equilibrio, permeabilidad y flexibilidad.
Las medias paradas se utilizan para acortar los pasos, mejorar el contacto y prepararlo para ejecutar los ejercicios que se le soliciten. Tanto en las medias paradas como en las paradas se usan las mismas ayudas, es decir, las riendas y las piernas del jinete, estas ayudas dejan de utilizarse cuando el resultado deseado se haya obtenido. Las medias paradas enseñan también al caballo a conservar su gallardía y a conseguir un contacto más ligero.
https://www.airesclasicos.com/sillas...%AA-parte.html

Comentarios