Mostrar feed RSS

airesclasicos

Los Movimientos del Caballo (1ª parte)

Calificar esta entrada
por - 14/06/2013 a las 17:21 (1419 Visitas)
Los movimientos habituales o naturales del caballo, son el paso, el trote y el galope; los movimientos excepcionales son los pasos de costado, el paso hacia atrás, etc. La palabra movimiento describe las distintas maneras de poner las patas en el suelo y la palabra ritmo indica la frecuencia de dichos movimientos, la conservación de un ritmo regular debe ser uno de los principales objetivos de la doma.

En el paso, el caballo apoya sus miembros en el suelo uno tras otro y diagonalmente, se deben oír cuatro batidas. El caballo tiene siempre dos o tres miembros en el suelo, se adelanta un miembro sobre el otro, de forma que no existe tiempo de suspensión. Con este movimiento es como el jinete puede asegurar su posición. Cambia la elevación y la longitud de las pisadas pero la sucesión de las mismas es uniforme, con paso ordinario el animal recorre aproximadamente cien metros por minuto. Se consideran pasos defectuosos cuando el caballo levanta dos miembros a la vez de un mismo lado o cuando las extremidades no van hacia adelante con el mismo ritmo y amplitud.

No se debe permitir nunca a un caballo de escuela que avance a un paso arrastrado, sino que debe levantar sus patas.

En el trote, las extremidades opuestas se levantan del suelo al mismo tiempo y vuelven al apoyo en el mismo momento, se oyen dos batidas. Después de levantar, por ejemplo, la extremidad derecha y la izquierda, se produce la elevación de los miembros inversos, antes de que el primer bípedo haya tocado el suelo, de forma que el caballo se encuentra por un instante con los cuatro miembros en el aire ("tiempo de suspensión"). Como no es fácil en este tiempo conservar la posición normal, se pone a prueba el equilibrio del jinete.

El mecanismo de colocar los miembros es igual tanto en el trote corto, ordinario o alargado; sólo cambia el largo de las pisadas y la duración del tiempo que está suspendido en el aire. Se debe tener especial cuidado en conseguir que el ritmo, con cada tipo de trote sea el mismo y que sólo varíe la longitud de las pisadas.

Acortar el paso manteniendo el ritmo provoca una elevación de las extremidades que se denomina cadencia; el ritmo y la cadencia no tienen el mismo significado. Un caballo con los trancos rígidos y sin expresión, puede dar un trote a un mismo ritmo, pero sin cadencia y contrariamente, la cadencia sin ritmo, es imposible. Si el ritmo desaparece el trote se vuelve irregular y además, el caballo pierde su expresión y su belleza.

En el trote ordinario o normal, el caballo recorre unos 225 metros en un minuto, es practicado habitualmente en terreno variado; el trote corto se suele hacer en el picadero, para perfeccionar el equilibrio y fortificar las patas del caballo; el trote de trabajo es usado sólo en caballos jóvenes para facilitarles el aprendizaje; el trote largo se realiza en el picadero para verificar el impulso del caballo; el trote alargado precisa de la extensión máxima de los miembros.

https://www.airesclasicos.com/sillas...%AA-parte.html
Etiquetas: Ninguna Agregar / Editar etiquetas
Categorías
Sin categoría

Comentarios