Las lesiones en los ojos de nuestros caballos y su curación siempre dependerá de la gravedad de la herida, ya que si varias estructuras del ojo están dañadas, no va a ser fácil su curación.
Por lo general las lesiones en los ojos dependen de úlceras y de inflamaciones de la Uvea.

Las úlceras pueden producir las tan llamadas "nubes", que no son más que opacidad en el ojo del animal y estas pueden causar traumas intratables y/o consecuencias más graves como la pérdida del ojo.

La inflamación de la Uvea o Uveitis es una inflamación depresiva en el ojo que también genera nubes pero la característica de esta es que esas nubes no permanecen todo el tiempo sino cuando hay infección. Los síntomas que se pueden ver en los caballos son que los ojos están generalmente cerrados o hay mucho dolor si se le toca cerca del globo ocular.