Los caballos muerden por que no tienen otra forma de defenderse, solo pueden optar por huir o dar patadas y morder a quien les genera cualquier tipo de incomodidad o de quien perciben peligro, es un muy mal habito que se tiene que quitar a través de la autoridad, imponiéndose con un grito o con un pequeño empujón en la cara. Es verdad que hay algunos caballos que tienen mal carácter y se enojan fácilmente, pero para cualquier caballo que siente incomodidad la primera opción sera huir, sino puede hacerlo entonces tratará de morder o patear, así que antes que nada debemos observar que es lo que le causa fastidio para tratar de hacerlo menos y al mismo tiempo educarle como ya he mencionado.
Otro momento en que se puede ser victima de una mordedura es cuando estamos dándole de comer, por lo tanto la mano siempre tiene que estar abierta para que no confunda nuestros dedos con comida.