Algunos no hemos notado con mucha atención lo que pasa ahora con los caballos de carreta de Sevilla ya que desde un tiempo para acá tienen recogedor de excrementos.

Esta es una norma novedosa para la ciudad ya que demuestra las buenas costumbres de los habitantes y emociona a los visitantes para quedarse con mucha ilusión y evitando el contacto con los excrementos de cada caballo.

La noticia es innovadora ya que el “excrementero” es puesto entre los caballos y la parte delantera del coche alado, esto facilita a los animales el hecho de hacer sus deposiciones y deja limpia a la ciudad en el centro o en el parque María Luisa que es en donde se desplazan dichos coches.


La iniciativa ha sido impulsada por todos y cada uno de los integrantes de urbanismo y medio ambiente de la ciudad y ha sido un convenio firmado con los cocheros que realizan estos paseos.
En cuanto a la estética del caso, el dispositivo es casi invisible a los usuarios de este servicio además de que no genera un trabajo extra para los cocheros quienes después de terminada la jornada pueden limpiar fácilmente los depósitos.