El mundo del caballo es infinito y de eso nos damos cuenta día a día, si bien es cierto algunas veces se maltrata a los animales obligándolos a actuar para entretener, muchas otras se les incentiva de manera natural sin ningún tipo de acoso a su naturalidad, este es el caso reciente de la Royal Opera de Londres en donde han incorporado en su equipo a un caballo.

Es muy cierto que la noticia girará alrededor del mundo y es muy interesante saber a quién le interesaría ir a apreciar a este caballo que ha sido entrenado para que no le tema al escenario ni a la multitud en el público.

El caballo actúa haciendo una representación de la antigua sociedad inglesa en la obra Falstaff en donde es montado por el barítono Ambrogio Maestri.

Es muy interesante cómo el hombre y el caballo logran demostrar ante el mundo su vínculo sin ningún tipo de maltrato y de manera artística.