A muchos nos parece bendición llegar a tener la equitación como una disciplina olímpica, por lo menos en el salto, la doma clásica y en el concurso completo.

Día a día muchos jinetes alrededor del mundo se preparan para participar en los juegos olímpicos, y es que sin importar los años que hay que esperar, cuando llega el día ganar es la meta.
Y es así que en el diario vivir de los posibles competidores está el sumar puntos para llegar a participar en tan magno evento, esta tarea tan ardua llevará a muchos a cumplir sus sueños de recibir medallas de oro, plata y bronce.

Destrezas, trabajo en equipo y propuestas innovadoras es lo que se busca siempre en los juegos olímpicos, la equitación es por ello, invitada estrella de estas competencias siendo los caballos los animales favoritos por mucho como el polo y el salto de obstáculos.