En China hace poco se ha encontrado una tumba de la dinastía conocida como Zhou, en donde se han encontrado restos de bastantes caballos y de carros de madera de la época, gran hallazgo arqueológico importante y de gran valor ya que además se descubren con estos objetos de bronce y de porcelana en muy buen estado.
Cientos de arqueólogos han desenterrado doce caballos y cinco carruajes en Luoyang y se está trabajando en mantener reservas para evitar los ladrones de tumbas.
Muchos aseguran que la tumba encontrada pertenece a un importante oficial en la dinastía y que este tenía un nivel económico importante por el valor de los objetos encontrados en la tumba.
Este descubrimiento es muy importante para la historia mundial ya que nos deja conocer costumbres de los pueblos antiguos, hoy en día.