Como muchos saben, de hecho lo he comentado en otro foro, la llegada del caballo a América se da con el segundo viaje de Colón en 1493 a lo que hoy llamamos Republica Dominicana. En este continente esta especie encuentra un lugar o hábitat ideal para reproducirse. El equino traído a las Américas era de una andar suave, no se podría llamar de paso fino. Dentro de los caballos que los españoles trajeron un caballo pequeño (Muy similar al que se encuentra hoy en día en Colombia) que le llamaban “The Spanish Jennet” que se extinguió debido a que las Cortes españolas con el fin de tener caballos para las carrozas y carruajes lo mezclaron con caballos de sangre fría o frisona para tener equinos más grandes. Eso da origen a una nueva raza que los “antiguos” Colombianos empezaron a criar y cuidar. Esta raza que se caracteriza por su andar suave y propicia para largos viajes y fue principalmente se empezó a usar para recorrer grandes distancias (Santa Marta – Bogotá) Incluso para transportar hasta el Ecuador y Perú. En conclusión podemos decir que estos caballos que fueron usados en toda América, realmente se desarrollaron en Colombia donde podemos encontrar dos centros de crianza. Uno es la Sabana de Bogotá (Sogamoso, Ubaté, Chiquinquirá) que se caracterizar por ser pantanosa y anegadiza y la otra que en realidad es muy distinta es la Zona del de Urabá que en pocas palabras es el caballo Antiqueño de tierras montañosas y agrestes. Esta es la historia de los inicios del caballo en tierras Colombianas, espero que les guste y si encuentran un poco más de información, comenten sobre el tema. Saludos.