Todos los purasangre actuales provienen de tres sementales importados de Oriente Medio a Inglaterra entre 1683 y 1728, en otro caso, no es un purasangre, no se puede llamar así. Estos tres ejemplares fueron Byerley Turk, Darley Arabian y Godolphin Arabian, y cada uno tiene su historia. Hubo otros, pero sin casi repercusión. Estos tres ejemplares fueron mimados, así como su descendencia, y hay estudios que determinan cuál de los tres está en la rama de los purasangre actuales o, mejor dicho, cuál de ellos aporta más genética ya que los cruces en todo este tiempo han sido innumerables. Según parece, el 95% de los caballos de carreras modernos, en base a su cromosoma Y, descienden de un modo u otro de Darley Arabian.

Byerley Turk sirvió de caballo de guerra después de ser capturado por el capitán Robert Byerley en una batalla, lo que le convierte en un caballo mítico, con una vida intensa y con un impacto no pequeño en la historia de la equitación. Hoy, un purasangre sólo puede decir que lo es si sus progenitores, ambos, son purasangre, es decir, si en su árbol genealógico está alguno de estos tres caballos árabes.

Curistoria - Curiosidades y anécdotas históricas: Todos los purasangre descienden de tres caballos