Trilla a yegua suelta en Santa Juana.
La trilla a yegua suelta es una antigua tradición campesina que se realiza en Chile. Se usan yeguas y caballos que pisotean las gavillas para separar la paja del grano.
Actualmente existen maquinarias que han desplazado esta actividad. Sin embargo se realiza por tradición, generalmente en los meses de verano. La celebración posterior incluye otras labores costumbristas, como Misa y casamiento a la chilena, carrera de perros galgos, rodeos, comidas típicas, etc.

Historia

Este tipo de trillo era practicado en el Antiguo Egipto y en la Antigua Roma, quienes ocupaban bueyes y yeguas para la actividad. Posteriormente se introdujo en España, quienes la llevaron a América. En Chile se comenzó a realizar la durante la Colonia y se mantuvo hasta mediados del siglo XX, cuando comenzaron a ser reemplazadas por maquinarias que hacían más eficiente el trabajo. Sin embargo, a fines del mismo siglo se comienza a recuperar como una tradición en las zonas rurales de Chile.
Antiguamente la trilla era una fiesta que reunía a patrones y obreros. Consistía la en que unas yeguas pisoteaban las gavillas del trigo y eran arreadas por jinetes, quienes las hacían correr en círculo. Era una fiesta donde los huasos lucían sus mejores caballos y sus más vistosas mantas. En las zonas pobres al no disponer de suficientes yeguas cada propietario las conseguía en un Mingaco o minga proveniente de la tradición indígena y el beneficiado debía retribuir financiando la fiesta. Sin embargo la necesidad de financiar las máquinas y el trabajo humano necesario ha hecho que esta tradición aún persista.
Actualmente, la trilla se mantiene en algunos rincones del país, pero sólo como una forma de conmemorar y recordar esta antigua tradición, que fue apartada en la mayoría de los campos chilenos, por la llegada de la tecnología en la cosecha del trigo.
De: Trilla a yegua suelta - Wikipedia, la enciclopedia libre