Para montar tenemos que tener un adecuado estado físico y…mental.
La mayoría del trabajo lo realiza el caballo y aun siendo un animal doméstico no siempre nos va a recibir órdenes para cumplirlas, este suele ser el mayor complique de la equitación.
En muchos países los niños aprenden desde los 3 años, en otros desde adultos, la gracia de la hípica es que basta con tener un caballo para montarlo y obviamente si se conoce de caballos es mucho mejor para ambos, pero no hay pierde, o se aprende o se estudia hasta aprender, pero no es tan difícil desde que se lleve el casquet que es importantísimo y tener en cuenta el equilibrio y la coordinación.