Seáis religiosos o no (yo de hecho no lo soy) existe la leyenda, que no sé si conocéis, de cómo Dios creó al caballo. Como digo, la gracia de la leyenda es ver la nobleza que se le atribuye, sin tener en cuenta lo religioso del contexto. Así que aquí os la dejo:

Dios recorría el mundo después de la creación cuando al pasar por el desierto escuchó los gritos y el llanto de un beduino.
Al preguntarle porque lloraba, el árabe le respondió:

Vi las riquezas que los otros pueblos ganaron y para mí solo me diste arenas. Dios percibió que no había sido justo en la distribución de los bienes de la tierra, y le dijo:

No llores más, te voy a compensar dándote un regalo que no le di a ningún pueblo. Y tomando con la mano derecha al viento del sur que pasaba, dijo:

¡Plásmate, viento del sur! Voy a hacer de ti una nueva criatura.
Serás mi regalo y el símbolo de amor a mi pueblo.

Para que seas único y que nunca te confundan con las bestias, tendrás:
La mirada del águila, el coraje del león y la velocidad de la pantera.
Del elefante te doy la memoria, del tigre la fuerza, de la gacela la elegancia.
Tus cascos tendrán la dureza del sílice y tu pelo la suavidad del plumaje de la paloma.
Saltarás más que el gamo, y tendrás del lobo el faro. Serán tuyos los ojos del leopardo por la noche, y te orientarás como el halcón, que siempre vuelve a su origen.
Serás incansable como el camello, y tendrás del perro el amor a su dueño.

Y finalmente, caballo, como un regalo mío al hacerte caballo y hacerte árabe, te doy para que seas único:
La belleza de la Reina y la majestad del Rey.

Dios le dijo al Viento del Sur:
"Conviérte en sólida carne porque quiero hacer de ti una nueva criatura, para que me honre y humille a mis enemigos y para que sirva a aquellos que estén bajo mi potestad". Y el viento del Sur respondió:
"Hágase según tu voluntad tu deseo"

Entonces Dios tomó un puñado de viento y sopló creando el caballo y diciendo:
"Te llamarás árabe y la virtud inundará el pelo de tus crines y tu grupa. Serás mi preferido entre todos los animales porque te he hecho amo y amigo. Te he conferido el poder de volar sin alas, ya sea en el ataque o en la retirada. Sentaré a los hombres en tu grupa y rezarán, me honorificarán y cantarán aleluyas en mi nombre...ahora ve!, y vive en el desierto cuarenta días y cuarenta noches...sacrifícate y aprende a resistir la tentación del agua, broncea el color de tu cuerpo y aligera tus músculos de grasa...porque del viento vienes y viento debes ser en la carrera"




La siguiente es la explicacion que el emir Abd-el-Kader (1808-1883), dió sobre la creación del caballo árabe: Cuando Dios quiso crear el caballo, le dijo al viento del sur "condensate, deseo que una criatura proceda de ti". Y el viento se condensó. Entonces apareció el arcángel Gabriel, quien, tomando un puñado de esta materia, la presentó a Dios, el cual formó de ella un caballo castaño oscuro o alazán tostado, a la vez le dijo: "te hago árabe y te doy el color alazán de las hormigas; he depositado en el tupé que cuelga entre tus ojos la felicidad; serás señor de todos los animales. Los hombres te seguirán dondequiera que vayas; serás tan veloz en la lucha como en la huida; transportaran riquezas en tu dorso y traerás fortuna con tu mediación." Entonces colocó en el caballo la señal de gloria y felicidad, un lucero blanco en la frente.