Roma organizó la III edición de Los Juegos Ecuestres Mundiales entre el 1 y el 11 de octubre de 1998. El Estadio Flaminio, al norte de la capital italiana, acogió las competiciones. Los Juegos contaron con la participación de
382 jinetes de 42 países que compitieron en 5 deportes ecuestres: doma, concurso completo, salto de obstáculos, volteo y enganches; 11 eventos fueron disputados en total. En esta ocasión, la prueba de raid se celebró inexplicablemente en Abu Dabi (Emiratos Árabes).
Por lo que respecta a la actuación española, fue decepcionante puesto que no se obtuvo ninguna medalla. Alemania encabezó el medallero con 11 metales.